Programa S·O·P·A

Programa S·O·P·A para despertar la Atención

¿Te están viniendo malos recuerdos del pasado de forma involuntaria, que te enganchan a pensamientos críticos y a sensaciones de malestar? ¿A menudo visualizas con preocupación cosas que temes que pasen en el futuro? ¿De repente te pillas en cualquier tipo de ensoñación que no te deja “estar a lo que estás”? ¿Te das cuenta de que algo ha secuestrado tu atención? En ese instante te das cuenta de que, de alguna forma, estás soñando despierto, como decimos en España, estás “sopa”.

Darme cuenta de que “Estoy SOPA” es el primer paso para devolver la atención al momento presente. Es una frase que expresa el carácter juguetón e inquieto de la mente, su manera natural de irse detrás de cualquier tipo de distracción. La frase “Estoy SOPA” está llena de compasión y distensión hacia el hecho de despistarse, y permite comenzar a practicar los pasos del programa de entrenamiento de atención que proponemos, basado en los fundamentos de la Educación Mindfulness.

S: SENTIR

Te recuerda que, para empezar, no tienes nada que modificar. Tan solo llevar tu atención con compasión y curiosidad a cómo estás sintiendo tu cuerpo en este instante. Aprendes a sostener las sensaciones de malestar sin realizar evitaciones cognitivas ni conductuales.

O: OBSERVAR

Aprender a realizar de manera lenta, consciente y compasiva ciertos reajustes en tu postura corporal, amplias tu atención para dar cuenta de tu respiración y aprendes a respirar lo que sientes, observando cómo se modifica sin realizar esfuerzo. Puedes también escoger un elemento externo para anclar tu atención, ejercitando volver una y otra vez a tu enfoque de atención cada vez que te pillas despistado o siguiendo algún pensamiento.

P: PARTICIPAR

En el tercer paso del programa aprendes a interconectar tus sensaciones con lo que está sucediendo en el entorno. Tomas conciencia de que en este momento “participas” de la situación, de que formas parte de ella. Eres consciente de ser un elemento del sistema que forma el aula, la casa, el parque… Te haces consciente de cómo te afecta el entorno y cómo tú le afectas. Cuando tienes en cuenta las emociones de los demás, comienzas a desarrollar una empatía y compasión arraigada en la conciencia de interconexión. Puedes usar este paso también para comprender mejor la realidad y cómo te relaciones con ella.

A: ACTUAR

Al seguir los primeros tres pasos, has aprendido a realizar una pausa antes de actuar de manera impulsiva e inconsciente. Has ampliado tu percepción de la situación, siendo menos egocéntrica tu postura. Es el momento de decidir cuál es la mejor actuación posible, consciente de tus límites y de los límites del entorno. Decides mejorar la situación y mejorarte a ti, aprender algo. Si sientes que la mejor decisión es no hacer nada, la tomas de manera consciente, y tan solo tratas de aportar tu serenidad a la situación. Tu acción se llena de confianza y responsabilidad, en la medida de tus posibilidades. Puedes divisar alternativas creativas de acción que te sacan de los patrones automáticos ya conocidos.

Estos cuatro pasos se comprenden en cada una de las sesiones, de manera que puedan integrarse e incorporarse. Cada sesión lleva a aprender mindfulness a través de una expresión concreta y progresiva:

  • SESIÓN 1: MENTE CLARA. Aprender el camino del pensar al sentir.
  • SESIÓN 2: SENTIR EL CUERPO. Sostener el malestar con curiosidad y valentía.
  • SESIÓN 3: PAUSA Y ACCIÓN. Detener la reacción emocional.
  • SESIÓN 4: SUPERAR OBSTÁCULOS. Vencer las distracciones, contemplar alternativas de acción.
  • SESIÓN 5: ALIMENTACIÓN CONSCIENTE. Comprender Mindfulness a través la alimentación pausada.
  • SESIÓN 6: GESTIÓN EMOCIONAL. Escuchar los mensajes de la emoción antes de actuar.
  • SESIÓN 7: EXPRESIÓN ARTÍSTICA. Conexión entre emoción y creatividad.
  • SESIÓN 8: INCORPORAR VALORES. Sentir los diferentes valores en el cuerpo, aumento de coherencia.

 

El programa S·O·P·A para despertar la atención se adapta a en sus formatos a diversas necesidades formativas, comenzando por el  entrenamiento individual, tanto a nivel presencial como on line. Dirigido en este formato a niños, adolescentes, jóvenes estudiantes, personas que se preparan para exámenes u oposiciones o en búsqueda activa de empleo. También puede ser una manera para los adultos de aprender mindfulness de una manera divertida, aumentando su nivel de bienestar y presencia.

Las intervenciones grupales se llevan a cabo en centros educativos, comenzando por el personal docente y llevando mindfulness a las aulas de forma puntual o a través de extraescolares, en formación continua. También se organizan tanto talleres puntuales como retiros intensivos.

Por último, también a nivel grupal, las intervenciones pueden llegar a organizaciones relacionadas con infancia y adolescencia e incluso a empresas, como forma de incorporar mindfulness en la actividad laboral.

Infórmate del contenido específico de estos diferentes formatos del programa en las diferentes secciones dentro de esta web.